viernes, 30 de mayo de 2008

Vestida de colores se fue

Ayer puse unas imágenes sobre las nubes de colores que se pudieron ver justo antes del terremoto de China. Me recordaron esta canción (Javi, fallaste con el título) de Extremoduro.

Quemando tus recuerdos

Y qué le importa a nadie como está mi alma,
mas triste que el silencio y más sola que la luna,
y qué importa ser poeta o ser basura.

Vivir a la deriva
y sentir que todo marcha bien
y volar siempre hacia arriba
y pensar que no puedo perder.

Voy a hacer un tambor de mis escrotos
solo dejó, dejó solo una foto,
voy a hacer un tambor de mis escrotos
solo dejó, dejó solo una foto.

Y vivir, que cuesta arriba
y sentir que no se que hago aquí
y andar siempre arrastrado
y perder, que no puedo pensar.

Voy a hacer un tambor de mis escrotos
solo dejó, dejó solo una foto,
voy a hacer un tambor de mis escrotos
solo dejó, dejó solo una foto.

Y cada vez que la miro me chasca el rabo
cada vez que la miro me salen granos
cada vez que la miro me pongo tieso
cada vez que la miro me pega el palo
cada vez que la miro me se encoge el alma
cada vez que te miro te como el higo
cada vez que la miro me como el tarro
cada vez que la miro me tiro al barro.

Me acuerdo de sus caricias
y la memoria me engaña
me se come la desidia
y me cuelgan las arañas.

Voy a empaparme en gasolina una vez más
voy a rasparme a ver si prendo
y recorrer de punta a punta la ciudad
quemando nuestros malos sueños.

Me acuerdo de sus caricias
y la memoria me engaña
me se come la desidia
y me cuelgan las arañas.

Voy a empaparme en gasolina una vez más
voy a rasparme a ver si prendo
y recorrer de punta a punta la ciudad
quemando nuestros malos sueños.

Voy a empaparme en gasolina una vez más
voy a rasparme a ver si prendo
y recorrer de puta a puta la ciudad
quemando todos tus recuerdos.

No, vestida de colores, se fué ¿dónde está?
No, no, no, no, no, no, vestida de colores, quizás no existió jamás
No, vestida de colores, se fué ¿dónde está?
No, no, no, no, no, no, vestida de colores, quizás, amanecerá.
No, vestida de colores, vestida de colores, vestida de colores, vestida de color…

Vivo en un vertedero
me acuesto con la luna
que importa ser poeta o ser basura.

Que importa que me engañes
y luego me sonrías
si solo eras la yegua que yo más quería.

No necesito verte pa saber que estás conmigo
y relincho de alegría siempre que te miro.

(Sooooo, bicho)

2 comentarios:

Javi dijo...

Cierto.

Pirata dijo...

No pasa na, yo me confundí con la letra...(y con el título, y con la concoespiral, y...)