martes, 16 de marzo de 2010

Picasso y las ciencias

Me encuentro con una cita de Pablo Picasso (al cual admiro enormemente por su trabajo artístico):

“Cada segundo de vida es un momento nuevo y único en el universo, un momento que nunca se repetirá.
¿Y qué les enseñamos a nuestros hijos? Les enseñamos que dos y dos son cuatro, y que París es la capital de Francia.

¿Cuándo les vamos a enseñar también lo que son?

Deberíamos decirles a cada uno de ellos: ¿Sabes quién eres? Eres una maravilla. Eres único. En todos los años que han pasado, nunca ha habido otro niño como tú. Tus piernas, tus brazos, tus dedos, la forma en que te mueves. Quizá te conviertas en un Shakespeare, un Miguel Angel, o un Beethoven. Tienes la capacidad para hacer cualquier cosa. Si, eres una maravilla.
Debes trabajar, todos debemos trabajar, para hacer al mundo digno de sus niños.”
Pablo Picasso

Y en el blog que la difunde aparecen un sin fin de comentarios donde dicen que la frase es genial, que es una verdad como un templo, que solo un genio como él podía hacer tal observación, que qué razón más grande tenía,... Y yo digo ¡y una mierda! Esa frase es totalmente populista. Seguro que en Crónicas Marcianas, Nuria Bermudez y Coto Matamoros decían cosas así. Lo que pasa es que como lo ha dicho Picasso, que no enseña las tetas y es culto... se respeta.

Pretende que dejemos de enseñar cultura para enseñar egocentrismo y autoadoración a unos chavales que están precisamente en una edad donde el "Yo" siempre se escribe con mayúsculas (y no me refiero a las faltas de ortografía). Pretende que mimemos hasta la saciedad a unos alumnos que vienen al centro escolar como van al parque de atracciones. Unos alumnos que se indignan y te reprochan (con el consentimiento de sus padres) que "tus clases no le interesan". Unos chavales con el ego bien criado que se atreven incluso a amenazar a sus padres con 12 años de edad.

Yo creo que es genial y necesario que cada persona se conozca a si mismo y sepa valorarse, pero para ello hace falta que tenga la suficiente cultura y el suficiente conocimiento de todo lo que le rodea. Sin el contexto, es imposible conocer el centro de ese contexto. Un cuadrado blanco no tiene sentido hasta que no lo ves en el tablero de ajedrez.

Creo que es imprescindible para conocerse y para llegar a valorarse y descubrir que somos únicos, saber y conocer que también cada cosa que nos rodea es única. Somos especiales precisamente porque todo lo que nos rodea es especial. Sin nuestro contesto seríamos muy poco interesantes.

Por otra parte quiero hacer un comentario a algo que se observa en muchísimas ocasiones y que me hace rechinar los dientes. Picaso, un pintor, valora enormemente a Shakespeare (un escritor), a Miguel Ángel (un pintor) y a Beethoben (un músico), personas que expresan sentimientos con su trabajo. Es fantástico, pero creo que se echan en falta ejemplos ilustres de personas que mejoraron nuestra existencia con grandes ideas. Me falta un Einstein, un Bill Gates (aunque no sea yo su mejor amigo), un Sthephen Hopkins, un Darwin, un Galileo Galilei,... personajes que necesitaron aprender "cuánto es dos mas dos" para desarrollar la capacidad de pensar y descubrir tantísimos avances que nos hacen la vida más cómoda y nos permiten entender nuestro contesto.

Sin los conocimientos sobre física y matemáticas, no se entendería el CUBISMO picasiano, el surrealismo daliniano (Dalí sí que sabía lo importante que son las ciencias y las plasmaba constantemente en sus trabajos, por ejemplo en "Leda Atómica"), las esculturas de Miguel Ángel y sus proporciones perfectas (que él trabajó estudiando matemáticas y especialmente el número de oro o proporción aurea) y tantísimos otros artistas gráficos.

Sin las grandes ideas que desarrollaron estas "otras" mentes, no podría escribiros esto, no tendríamos la posibilidad de mejorar nuestras vidas con cosas tan sencillas como la energía eléctrica, la calefacción, cómo se comportan los materiales con los que construimos nuestras casas,... Seguiríamos viviendo en chozas de pajas o en castillos de piedra según nuestra capacidad económica.

Seguramente por eso Picasso vivía en un castillo, aunque dudo que no tuviese electricidad y calefacción centralizada y una carretera bien asfaltada para acercarse con su coche a cualquier ciudad a disfrutar de los muchos avances que ofrecen (cines, teatros bien iluminados, museos con focos que no dañen las pinturas,...).

Tal y como dijo Galileo Galilei:

“El libro del Universo está escrito en lengua matemática y sus caracteres son triángulos, círculos y otras figuras geométricas sin cuya mediación es humanamente imposible comprender ni una palabra”.

3 comentarios:

blf dijo...

Hombre, no es por provocar, pero te las tomado un poco al pie de la letra.

Yo creo que va en la linea de que los adultos despilfarramos despiadadamente la creatividad de los niños y que la erradicamos.

Si va en el sentido de "no hay que aprender ciencas" estoy de acuerdo contigo.

;) Salud

Pirata dijo...

Cierto. La cita va en la linea de que no debmos cortar la creatividad de los chavales, pero no me imagino a nadie desarrollando su creatividad sin conocimientos que le sirvan de soporte a sus "nuevas" ideas.

Nadie expresa dibujando sin antes conocer mucho de pintura, a nadie se le ocurre una gran idea científica si previamente no conoce el tema.

Seguro que a un pastor no se le ocurrió ninguna idea para navegar mejor, ni a un marinero se le ocurrió una mejor forma de administrar su rebaño.

Rafa dijo...

No está mal infundir un poco de autoestima a los niños, pero sin olvidar ni por un momento que toda la importancia que tenemos, se queda en nada si no la unimos al resto del universo.

Todos los seres son únicos, pero entre todos formamos una unidad y es muy contraproducente que precisamente a los niños no les enseñemos esto.