jueves, 30 de julio de 2009

"Dave no va a regresar"


En el lago Boesmansgat, un buceador experimentado (Dave Shaw) decide explorar lo que se conoce como la "sima de bosquímano". Esta sima es una gruta inundada de unos 270 metros de profundidad.


En su inmersión descubre un cuerpo de otro buceador en el fondo del lago. Este buceador era Deon Dreyer que perdió la vida unos años antes. Dave decide que tiene que volver con su equipo para rescatar el cadáver. En el vídeo que os muestro a continuación está la gravación de esa inmersión.


ATENCIÓN: Antes de ver el vídeo debes saber que, pasados unos minutos de la inmersión, el ayudante de Dave, descubrió que la luz de Dave no se movía. Al instante apareció en la superficie una tablilla flotante (el medio de comunicarse con la superficie) donde aparecía el mensaje "Dave no va a regresar". En el vídeo se ve el cuerpo de Deon, y como Dave lucha con la cuerda y el cuerpo de Deon para poder regresar a la superficie. Son los últimos instantes de Dave con vida.



Días más tarde, los dos cuerpos emergieron como por arte de magia a la superficie del lago.

Si queréis saber más podéis encontrar información en Fogonazos que es el blog de donde saqué la información.

1 comentario:

Pablo dijo...

La verdad es que siempre encuentras historias interesantes qe contar. Aunque ésta más bien podría definirse como escalofriante.