jueves, 13 de noviembre de 2008

Gustavo Zervino


Hace unos días, el sábado 25 de octubre, encontré en el diario digital 20minutos una noticia donde se comentaban diversas frases extraídas de una ponencia dada en Huelva por Gustavo Zerbino, uno de los supervivientes del accidente aéreo de Los Andes en 1972 y cuyo suceso dio lugar a la famosa película 'Viven'. Transcribo la noticia (vamos, que hago un copia y pega) que se publicó en su día en dicho diario.

Zerbino, que visitó hoy Huelva para ofrecer una conferencia sobre la 'Gestión de la adversidad en tiempos de incertidumbre', aseguró que "todos tenemos capacidad para salir adelante, cuando el ser humano saca la grandeza que tiene dormida y no usa nunca", después de que el pasado día 15 de octubre se cumplieran 36 años desde este accidente del que sobrevivieron 16 personas y murieron otras 29.

Este suceso fue "una demostración permanente del ser humano, que a 4.800 metros de altura, pasando desde -40 grados centígrados a 40 grados de calor, en un glaciar donde nunca estuvo el ser humano, pudo aguantar 73 días sin comida, sin ropa", por lo que, según defendió, "la crisis no existe, son situaciones para aprender", así como que hay "tanta crisis como oportunidades".

Para este uruguayo, "el ser humano tiene capacidad para enfrentarse a cualquier situación y, según sea y los estímulos, va a actuar de forma diferente", a lo que añadió que "el humano se queja permanentemente, nunca actúa ni asume responsabilidades y todos tenemos el mismo potencial, del que hay que aprender".

A su juicio, "todos los seres humanos tienen un destino, una misión en la vida y esta experiencia hizo que se acelerara el aprendizaje interior de cada individuo e hizo en poco tiempo a todos muy fuertes, perdiendo así la inocencia de la juventud", a lo que añadió que "Alemania la destruyeron toda y de los cimientos volvieron a levantarla. Eso es crisis".

1 comentario:

Rafael dijo...

Cuanta razón tiene Gustavo. Somos más capaces de lo que creemos, tan solo hay que tener presente que pase lo que pase debemos estar dispuestos a seguir luchando.